Que hay Matemáticas en todos los aspectos de nuestra vida cotidiana no es nada sorprendente, aunque quizás no somos conscientes de la matemática subyacente en cada pequeño detalle diario.

La prensa no es una excepción y la mayoría de los diarios están llenos de referencias a la matemática, ya sea en forma de estadísticas, porcentajes, diagramas, relaciones funcionales o de dependencia,etc...

También es un hecho cierto que en ocasiones se falsea información (incoscientemente en la mayoría de los casos) en base a ciertas interpretaciones cuando menos curiosas de relaciones numéricas, gráficos estadísticos o similares.

Aquí he puesto algunos ejemplos sacados de la prensa diaria española. Sólo son una pequeña muestra de aquello a lo que estamos expuestos día tras día. Las falacias matemáticas en prensa y publicidad son abundantes, y hemos de hacer actuar ese "filtro matemático" que nos permita saber cuándo están intentando darnos gato por liebre.

Si pinchas sobre las imágenes, podrás hacerlas más grandes.

Brasil y el campeonato del Mundo de Corea y Japón

Debate sobre el estado de la nación 2002

Cadena Ser y E.G.M.

El euro y el redondeo

Melones

 

 

Brasil y el campeonato del Mundo de Corea y Japón

Esta reseña apareció en el diario "Mundo Deportivo" el Jueves 27 de Junio de 2002, justo antes de la celebración de la final del Campeonato del Mundo 2002.

Como se puede observar, parece que el vencedor del partido estaba "matemáticamente" predeterminado. ¿Podremos decidir quién será el campeón en Alemania 2006?

COMIENZO DE PÁGINA

Debate sobre el estado de la nación 2002

El siguiente anuncio del P.S.O.E. (Partido Socialista Obrero Español) apareció el Sábado 13 de Julio de 2002 en el diario "El País".

Se pueden hacer multitud de apreciciones sobre la última frase resaltada en negrita. Entre otras:

¿Por qué se incluyen los 10 millones de votos en los 40 millones de españoles contra los que gobiernan? Alguién gobierna contra sí mismo???

¿Esos 40 millones fueron todos los que votaron en las últimas elecciones?

¿Cuántos millones de españoles somos? ¿50?, ¿40?,...

Y así podemos seguir hasta el infinito. Parece deplorable (dejando al margen ideologías políticas) que se pueda hacer tal manipulación numérica para llevar al lector allí donde se desea.

COMIENZO DE PÁGINA

Cadena Ser y el E.G.M.

Otro anuncio falaz apareció en el diario "El País" el Domingo 30 de Junio de 2002, en relación con el Estudio General de Medios (E.G.M.) y las audiencias obtenidas por las diferentes cadenas radiofónicas de ámbito nacional.

La publicidad hace una comparativa entre las audiencias (numéricas) representadas como castillos en la arena. Evidentemente al publicista no le explicaron en concepto de semejanza en el colegio, porque la representación en groseramente irreal y no se adapta en absoluto a los oyentes numéricos.

Ejemplos como este son habituales. No por ello debemos dejar de censurarlo.

Aquí puedes encontrar otro anuncio similar. Parece que la campaña, por muy falaz que sea, sigue dando resultados

COMIENZO DE PÁGINA

El euro y el redondeo

Para acabar, uno de los múltiples artículos publicitarios que nos agobiaron con la llegada de la nueva moneda. No hay falacia en él, sólo creo que sería bueno recordar que el redondeo no se acabó con la llegada del euro, y las mismas reglas que nos sirvieron para redondear de pesetas a euros, siguen siendo válidos en muchos otros aspectos de nuestra vida diaria.

COMIENZO DE PÁGINA

Melones esféricos

Un ejemplo reciente del bien denominado por J.A. Paulos "Analfabetismo Matemático", curiosa "enfermedad" que nos inunda. En el artículo de Almudena Grandes titulado "Un melón, un dilema", (El País Semanal, 25 Agosto 2002) podemos leer:

"Allí, ante una pirámide de incógnitas de forma esférica y cáscara rugosa, guardo un minuto de silencio...". Puedes leer el artículo completo aquí.

La verdad es que el artículo está muy bien, pero leyendo esta clase de cosas, uno piensa que el señor Paulos tiene más razón que un santo. Los melones, comunmente en España, no son esféricos. Podemos asignarle la forma de un elipsoide, o algo así, pero una esfera no.

Guardemos el minuto de silencio que sugiere la autora.