FAUNA

Rapaces  Mamiferos   Reptiles-Anfibios  Peces-Aves-Caza

INTRODUCCION

La fauna presente en el Alto Tajo constituye por si misma un motivo para considerar este espacio natural como zona de especial protección.

Aquí se encuentran la mayoría de las especies de predadores existentes en la Península lbérica, es decir, las rapaces y casi todos los mamíferos, a excepción del lobo, oso y lince.

No obstante, aunque su presencia cualitativa sea importante, no lo es así mismo cuantitativamente, existiendo una baja densidad tanto de presas como de predadores.

RAPACES

Analizando ya la composición faunística de la zona deberemos hacer hincapié en el estudio de sus rapaces, sin lugar a duda las más preciadas joyas del área de estudio.

Así el número de estas especies que nidifican en la zona es muy elevado, destacando de entre todas ellas por su abundancia el buitre leonado (Gyps fulvus) siendo muy corriente la observación de grandes concentraciones de éstos carroñeros en torno a 15 o 25 ejemplares, especialmente frecuentes en las proximidades del Puente de San Pedro y Ocentejo.

El cernícalo (Falco tinnunculus) es quizá la falconiforme cazadora de mayor densidad en la zona, encontrándose prácticamente una pareja cada 2.5 kms de cortado.

El gavilán (Accipiter nisus) es también una de las rapaces más abundantes, pudiéndose observar tanto en los bosques que bordean al río como en las zonas de parameras adyacentes.

El halcón (Falco peregrinus) es relativamente abundante, ocupando la mayor parte de los hábitat propicios.

El ratonero común (Buteo buteo) está presente en mayor número que otras especies similares, aunque no llega a ser abundante

El azor (Accipiter gentilis) relativamente presente en el Área, está favorecido por los abundantes pinares próximos al río, al igual que el águila calzada (Hieraetus pennatus) en los cuales es más frecuente

El águila perdicera (Hieraëtus fasciatus), es muy común es la zona, cria con regularidad en las zonas de cortados.

Una rapaz frecuentemente observada en los pueblos de las proximidades es el alimoche (Neophron percnopterus), donde acude a obtener alimentos de sus basureros.

Por último hay que mencionar a otras especies que aunque presentes en la zona se observan muy difícilmente debido a su escasa densidad.

Estas son el águila culebrera (Circaetus gallicus), el milano negro (Milvus migrans), el alcotán (Falco subbuteo) y el águila real (Aquila chyrsaetos).

En el capítulo de las rapaces nocturnas deberemos destacar el búho real (Bubo bubo), bastante común en la zona, el mochuelo (Athene noctua), que aunque es poco abundante en los cortados, si lo es en las parameras, el carabo (Strix aluco) presente en ambos medios, el autillo (Otus scops), escuchado frecuentemente durante las noches, y la lechuza (Tyto alba), presente en las zonas de influencia humana.

En resumen podemos decir que el Alto Tajo, con sus extraordinarios barrancos y cortados, constituye una zona de alto valor ecológico, especialmente idónea para la conservación de las rapaces ibéricas, sin lugar a duda uno de los últimos tesoros de nuestra fauna.

MAMIFEROS

La facilidad de observación de algunas de estas rapaces contrasta con una gran dificultad en contemplar mamíferos predadores, reconociendo su presencia a través de restos y construcciones típicas.

Así podemos destacar por su abundancia a la garduña (Martes foina), encontrándose sus excrementos por doquier.

El tejón (Meles meles) es también común en la zona, pudiéndose observar abundantes tejoneras en los taludes arenosos de las orillas de los ríos.

La nutria (Lutra lutra) se encuentra presente tanto en el Tajo como en sus afluentes pudiéndose afirmar que es relativamente abundante.

El carnívoro terrestre de mayor tamaño presente en la zona es el zorro (Vulpes vulpes), aunque su abundancia no sea muy elevada.

Otros mamíferos, aunque en muy bajas densidades, también habitan en la zona, estos son el gato montés, la comadreja, el hurón y la gineta.

Entre los micromamíferos presentes debemos citar al erizo (Erinaceus Curapaeus), la musaraña común (Croccidura russula), el musagaño (Neomys anomalus), la musaraña enana (Pitymys duodecimcostatus), el ratón de campo (Apodemus sylvaticus), el ratón casero (Mus musculus) y las ratas (Rattus rattus) y (Rattus norvegicus).

Pero de entre todos ellos destaca por su gracia y elegancia la ardilla (Sciurus vulgaris), a la que podemos ver encaramándose a la copa de los árboles en busca de refugio.

REPTILES Y ANFIBIOS

Otro gran grupo de especies animales lo constituyen los reptiles. De entre ellos sobresalen por su tamaño las culebras y serpientes.

Aquí están representadas la culebra de escalera (Elaphescalaris), la culebra bastarda (Malpolon nspessulanus) y la acuática culebra viperina (Natrix matura), así como la venenosa víbora hocicuda (Vipera latasti),habituales moradores de estos parajes.

Otra variedad de reptiles habituales de estos lares lo forman las lagartijas, siendo tres las especies moradoras; la lagartija colirroja (Acanthodactylus erythrurus), la lagartija ibérica (Lacerta hispanica) y la lagartija colilarga (Psammodromus algirus). El impresionante lagarto ocelado (Lacerta lepida) es también bastante abundante, siendo fácilmente observable cuando trata de huir sorprendido por nuestra presencia.

Por último citar la salamanquesa (Tarentola mauritanica) y la culebrilla ciega (Blanus cinereus) como otras dos especies también presentes en este espacio natural.

Entre los anfibios destacan la rana común (Rana perezi), el sapo común (Bufo bufo), el sapo corredor (Bufo calamita) y el gallipato (Pleudodeles waltl).

PECES AVES CAZA

Las aguas del Tajo y la de sus afluentes sirven de morada a gran número de especies acuáticas, entre las que desta- can la trucha y el barbo, apreciadas presas de los numerosos pescadores que recorren sus orillas.

En cuanto a las aves, la relación de especies-  que sobrevuelan los cielos del Tajo es tan extensa, que se haría interminable su enumeración. De entre ellas destacamos a las pequeñas paseriformes, el mirlo, el pito real, el arrendajo, la urraca y un largo etc.

Por último debemos hacer mención de las denominadas especies cinegéticas, tales como el conejo, liebre, perdiz, codorniz, y anade real entre otras, ampliamente representadas en la zona, sin olvidarnos de "jabalínes" (según mi hijo Diego, acepción permitida en el Diccionario de la Real Académia de la Lengua Española) y ciervos, de los lugares más innacesibles.

Situación Rios Clima Turismo Economia Ecología Flora Fauna Arte Historia Medio fisico Poblacion