MINERíA DEL CAOLíN

 Escollo del Alto Tajo

(Articulo aparecido en Guadalajara 2000 el 12-2-99)

El Plan de Ordenación de Recursos Naturales del Alto Tajo, documento que servirá de base para la declaración de Parque Natural, considera a la minería del caolín como un factor de riesgo para la conservación natural de este paraje, y le atribuye un impacto sobre la geomorfología de *efectos significativos, muy notables y probablemente irreversibles. Al mismo tiempo el PORN reconoce que el sector de la minería genera el 13,5 % de los puestos de trabajo en la zona (de 4.996 habitantes censados como población de derecho entre los 38 términos municipales afectados se reconoce una población activa de apenas 1.387 personas, siendo 185 los empleos directos de la minería, a los que hay que sumar los 50 conductores de camiones dedicados al transporte del caolín y casi 400 empleos indirectos). Además valora esta actividad como segunda en importancia, en la economía de la zona, tras la ganadería, agricultura y los trabajos forestales.

Con esta perspectiva está claro que hará falta más que una decisión salomónica para garantizar continuidad de la industria minera en la figura del Parque Natural, decisiones que en estos momentos se encuentran sobre la mesa de trabajo, en negociación entre las direcciones de las empresas mineras y la Administración regional, en lo que supone la redacción definitiva del PORN.

Para comprender el trasfondo de esta polémica no queda más remedio que acercarse a lo que supone la realidad de la minería del caolín en la zona.

UNA ARCILLA MUY PRECIADA

El caolín es una arcilla pura y blanca que procede de la descomposición de las rocas de feldespato y que está considerado por el Gobierno como "sustancia prioritaria" ya que es materia prima de un sinfín de industrias con un papel relevante en la economía nacional. Sus aplicaciones son muy variadas y abarcan desde la industria cerámica y azulejera, hasta la industria del papel (tanto en la composición como en los estucados), siendo también uno de los principales componentes en la fabricación de fibra de vidrio.

En el Alto Tajo esta arcilla se presenta en yacimientos caoliníferos con bajo contenido en caolín pero alta calidad, con unos precios de venta en tomo a las 26.000 pesetas por tonelada, lo que supone margen comercial aproximado de 4.000 pesetas por tonelada.

El origen de la minería del caolín en el Alto Tajo se remonta los años 60, con el inicio de las explotaciones a cielo abierto, aunque las primeras concesiones mineras datan de principios de siglo Durante 20 años operó una multinacional inglesa en la zona, ECC, pero tras su retirada son dos las industrias que explotan el caolín en el Alto Tajo, ambas bajo la figura jurídica de sociedad anónima, Caosil y Caobar.

Las dos minas actualmente activas se encuentran en Poveda de la Sierra (Nuria de Caosil y María José de Caobar), con una superficie afectada de menos de 100 hectáreas. También existe una mina paralizada desde hace ocho años en Peñalén, Santa Engracia, propiedad de Caosil.

El procesado del mineras (lavado, tan-fizado, prensado y desecado) lo realiza Caosil también en el Alto Tajo, en Villanueva de Alcorón, "entras que Caobar traslada todo el mineras a su planta de tratamiento en Taracena. Se estima la reserva de minerales en 60.000.000 toneladas de arenas caoliníferas en las explotaciones actuales lo que en opinión de las empresas garantizaría el abastecimiento del mercado nacional durante 20 años.

Además de estas minas existen otras 21 concesiones que se concentran en el triángulo formado por los municipios de Peñalén, Poveda de la Sierra y Taravilla y que abarcan una superficie de más de 16.000 hectáreas lo que supone un 9% de la futura zona protegida.

En cuanto a la importancia económica de estas empresas, amén de la sustanciosa oferta de puestos de trabajo que supone, decir que las 2 explotaciones del Alto Tajo producen el 30% del caolín que se extrae en España, donde existen 44 minas de este tipo, producción que cuenta con un valor de más de 2.000 millones de pesetas al año. Ambas empresas venden en el mercado nacional y también exportan parte de su producción a distintos países.

IMPACTO EN EL MEDIO AMBIENTE

Según explica el delegado de Agricultura., José Luis San Miguel, el impacto medioambiental qué produce la minería del caolín en el Alto Tajo es fundamentalmente paisajístico por las cicatrices que producen las minas a cielo abierto sobre el terreno. Son perfiles escalonados con escombreras provocadas por el gran movimiento de tierras. Además hay otro impacto directo sobre el cauce fluvial ya que la superficie desprovista de vegetación provoca arrastres de caolín hacia los arroyos y finalmente al Tajo. Estos arrastres cuando son continuados cementan el fondo de los ríos y también afectan a la flora y la fauna acuáticas.

El delegado de Agricultura admite que los derrames de caolín al río son cada vez menores, Por una actuación correctora de las empresas, con la creación de nuevas balsas decantadoras. Reconoce además que estos derrames se Producen en algunas zonas que nada tiene que ver con las minas Y de hecho su departamento está realizando un estudio al respecto. Son escorrentías naturales en zonas sin vegetación donde la lluvia arrastra un caolín que está a flor de piel en el suelo, considerando también necesario actuar sobre este impacto.

 

Agricultura considera prioritaria las labores de restauración sobretodo en el caso de la mina paralizada, la de Santa Engracia en Peñalén, Propiedad de Caosil. *Es una minería abandonada que no aporta nada a la economía de la zona+ señala el delegado de Agricultura indicando que la Administración regional se comprometería a restaurar este gran agujero si obtuviese el compromiso de la empresa. En este sentido el director de Caosil, Alberto García, argumenta que la mina no esta abandonada sino paralizada temporalmente Y que su mina la empresa mantiene los derechos de explotación sobre esta explotación por 90 años según la Ley de Minas, no estando dispuesto a renunciar a este derecho sin ningún tipo de compensación.

Por su Parte el alcalde de Peñalén, Segundo Rubio, considera que la Junta debería obligar a la restauración del paraje de esta mina *con parque natural o sin él+.

NUEVAS MINAS

Otro de los escollos de la negociación entre la Administración regional y las empresas mineras se refiere la la autorización de explotación de nuevas minas, ya que el PORN contempla que las nuevas solicitudes de explotación contarán con informe de impacto ambiental y las empresas defienden que al contar con concesión anterior a la promulgacion del Parque no estan obligadas.

En este aspecto la polémica se centra sobre el proyecto más inmediato, el de la empresa Caobar de poner en marcha una nueva mina en Poveda en el paraje del Machorro con una superficie afectada de casi 1.000 hectáreas. Caobar considera este proyecto urgente y necesario porque ya no está obteniendo en su actual mina la calidad que le demanda el mercado. En este problema en concreto parece que existe un principio de acuerdo que pasa por modificar los límites inicialmente planteados para el parque, dejando todo el territorio de la nueva mina en la zona de influencia, donde las exigencias son menores.

DOS EMPRESAS DIFERENTES

Aunque la Delegación de Agricultura considera que las dos impresas mineras actúan de forma similar, y que ambas atienden las exigencias de medidas correctoras con el medio ambiente, para el alcalde de Poveda de la Sierra, Felix Angel Molina (alcalde del PP y trabajador además de Caobar) existe además una gran diferencia. Molina considera que caosil Aactua como quiere@ y no cumple con las reforestaciones, ni con otras medidas correctoras, sin que Agricultura intervenga, mentras que Caobar *hace las cosas bien+.

La dirección de Caosil niega estas acusaciones y asegura que cumple la normativa y que incluso, recientemente su sistema de decantación en balsas ha sido sustituido por otro menos contaminante.

En el trasfondo de esta polémica particular existe un enfrentamiento histórico entre la empresa Caosil y el Ayuntamiento de Poveda, con demandas incluidas. Así el Ayuntamiento exige a Caosil que pague el canon municipal de movimiento de tierras (impuesto que si satisface Caobar) y Caosil se niega considerando que este impuesto es por obra pero no para una explotación minera y como tal lo tiene recurrido ante los tribunales.

Por otra parte esta empresa minera asegura que el Ayuntamiento le adeuda el pago de cinco años de luz de todos los vecinos y del consistorio (dice que la anterior multinacional minera le facilitaba este servicio de forma gratuita pero que cuando la explotación fue adquirida por Caosil se negó este favor). Mientras el alcalde asegura que todos los vecinos y el Ayuntamiento están al corriente del pago de la luz y que el problema es un defecto en los contadores que atañe a la empresa minera. El alcalde además asegura que siempre se ha pagado la luz, incluso con la empresa inglesa, y que el único trato de favor que el pueblo ha recibido es que la otra industria, minera, la multinacional inglesa, se hacia cargo del coste de la música en las Fiestas del pueblo, algo que Caosil ya no hace.

A FAVOR Y EN CONTRA

Polémicas concretas aparte, el posicionamiento sobre la continuidad del caolín en el Alto Tajo ha tenido posiciones tanto a favor como en contra.

A favor se han manifestado todos los trabajadores de ambas empresas de forma unificada, pidiendo además un no rotundo al parque. A esta protesta laboral se han sumado además los trabajadores de la electroquímica Navarro que explota las minicentrales del Alto Tajo y que cuenta con una planta de producción de carburo de silicio en Cuenca, ya que se siente afectada porque vende electricidad a estas empresas mineras y a la vez les compra arenas. También a favor se ha manifestado el sindicato UGT, aunque con la matización de que entiende como necesaria una protección para el Alto Tajo. Y por supuesto también apoyan la continuidad del caolín los alcaldes de la zona, aunque aquí unos respaldan el Parque y otros no.

En contra de la continuidad del caolín se manifestó el grupo de medio ambiente del PSOE que pidió a través de sus alegaciones que dicha actividad fuera prohibida aunque con una moratoria para recolocación del personal que trabaja en el sector. También desde algunos grupos ecologistas como DALMA se pide que esta actividad sea prohibida, al menos en cuanto a autorización de nuevas explotaciones se refiere.

La postura intermedia parece mantenerla la Administración regional que reconoce como necesario el mantenimiento de esta actividad así como su regulación. Así el delegado de Agricultura fue tajante al manifestar que *la industria del caolín sí es compatible con el Parque natural y aunque no lo fuera hay que hacerlo compatible. Existen suficientes avances tecnológicos para que las explotaciones mineras no supongan un impacto, además es una industria que tiene viabilidad y debe coexistir con el Parque Natural+.