| PRINCIPAL  |  MUSEO ARQUEOLÓGICO MONUMENTOS  | MUSEO ETNOGRÁFICO | FOTOS ARQ. | FOTOS ETNO.|



El Municipio: su historia.

Castrocalbón es un municipio del sur de la provincia de León -España- formado por las localidades de Castrocalbón, Calzada de la Valdería, San Félix de la Valdería y Felechares de la Valdería. Posee una extensión de 88,3 Km2,  un clima mediterráneo fresco con un período seco de 3 y 4 meses, siendo las precipitaciones de 477 mm anuales y la temperatura media anual 11,7º. La densidad de población apenas alcanza actualmente los 16,14 hab/km2.

Sus pueblos y sus tierras  se extienden en las riberas del río Eria que baña sus fértiles y boscosas vegas, entre áridas terrazas aluviales  y suaves colinas salpicadas de manchas de matorral de encina, roble y plantas estepVega y terraza aluvial en Felecharesarias, donde los cultivos tradicionales de secano se ven disminuir por el paso de los años.

El poblamiento de estas tierras se remonta ya al Paleolítico Inferior (hace doscientos o trescientos mil años) como así lo atestiguan la gran cantidad de útiles encontrados en las terrazas aluviales más altas y depositados en el Museo Provincial de León, en la Universidad de León y en el Museo de Castrocalbón.

Del Paleolítico Medio y del Superior no tenemos vestigios lo que hace suponer que las gentes se refugiaron en las montañas próximas buscando abrigos para defenderse del frío.

A partir del Neolítico (hay algunas muestras de hachas en el Museo) la presencia humana en el valle del río Eria (Valdería) es ya constante, sobre todo desde la Primera Edad del Hierro (725-450 a.C.) con la proliferación de "castros": los de Castrocalbón, Pobladura, Pinilla y Castrocontrigo.

Pero la conquista romana será la que deje una huella más profunda pues estas tierras eran muy importantes para los intereses del Imperio: la protección de la explotación aurífera en el Noroeste peninsular. De ahí que  este territorio fuese cruzado por la calzada romana que unía las ciudades de Astorga y Braga, que se estableciese en un lugar próximo (Rosinos de Vidriales) la Legio X Gemina y después el Alae II Flavia, y en término de Castrocalbón, La Cohors IV Gallorum. Gran cantidad de restos atestiguan su larga presencia.

El paso de las invasiones germanas es más dificil de acreditar pero fácil de intuir si se tiene en cuenta que para su penetración utilizaron las viejas calzadas romanas. Poco sabemos también de la presencia de los musulmanes pero su impronta no debió de ser vanal cuando aún permanecen topónimos alusivos como Peña la Mora y Matamoros y alguna que otra leyenda.

Arco de la Casa-PalacioLa reconquista y la necesidad de repoblación vuelven a dar luz a la historia de la Valdería. Se crea el señorío de Castrocalbón y se concede a sus habitantes el Fuero de Castrocalbón por el rey Alfonso VII en 1152 a instancias de Doña María Fernández de Traba. Este señorío, que comprendía las tierras de Castrocalbón, Calzada, San Félix, Felechares, Pobladura, Nogarejas, Castrocontrigo, Torneros y Morla duraría hasta la reforma liberal de mediados del siglo XIX. En este largo período podemos situar los restos de una fortaleza, El Palacio, la ermita de Nuestra Señora del Castro y la Iglesia de El Salvador, así como noticias y restos de barrios y poblamientos hoy ya desaparecidos: Los Casares, El Codesal, Tabarilla.

Las relaciones entre los habitantes de la Villa y sus lugares representados por el Concejo y los diferentes condes no siempre fueron fáciles pero fueron reguladas por el Fuero y el derecho consuetudinario como lo dejan de manifiesto los documentos de los archivos históricos, principalmente el Archivo Histórico Municipal de Castrocalbón (AHMC) y el Archivo Histórico Provincial de León (AHPL).

Después de la Guerra de la Independencia y la extensión de las ideas liberalizadoras hay una presión constante del Concejo para abolir definitivamente el régimen señorial.

Los comienzos del siglo XX  se reflejan en la construcción de la carretera La Bañeza-Camarzana de Tera y el Puente de Hierro sobre el río Eria.

En la actualidad la pérdida de importancia de la agricultura como actividad económica hace que la población busque otros medios de vida y en muchas ocasiones se tenga que ir a vivir a otros lugares. Para los que se quedan, para los que se han marchado, para las generaciones venideras es obligación de todos conservar este legado cultural e histórico que  han formado a través de los siglos nuestros antepasados.

 | PRINCIPAL  | MUSEO ARQUEOLÓGICO MONUMENTOS  | MUSEO ETNOGRÁFICO | FOTOS ARQ. | FOTOS ETNO.|

   ©  Ángel Turrado Barrio