Recursos para el aula Informática para Educadores Escarabajosa de Cabezas
     
Estando destinado en Fuenlabrada, comencé a interesarme por conocer el patrimonio artístico fuenlabreño con el fin de utilizarlo como recurso didáctico. Así tiempo después, surgió esta guía sobre la obra de arte más importante que podemos encontrar en esta localidad:

EL RETABLO MAYOR Y LA IGLESIA DE SAN ESTEBAN DE FUENLABRADA

 (GUÍA DIDÁCTICA)

Churriguera-firma

Ficha bibliográfica

 Fuentes Bernabé, Alfredo: El retablo mayor y la iglesia de San Esteban de Fuenlabrada: guía didáctica.

Fuenlabrada, Centro de Profesores de Fuenlabrada, 1998.

Colección Cuadernos de trabajo: n.º  28

ISBN.: 84-88377-32-0

ÍNDICE

1 INTRODUCCIÓN 

3 ACTIVIDADES PARA EL ALUMNO

1.1 PRESENTACIÓN/JUSTIFICACIÓN

3.1 ACTIVIDADES PREVIAS A LA VISITA           

1.2 VINCULACIÓN DE LA GUÍA CON EL CURRÍCULO DE LA ESO.

3.1.1 ¿Qué es un retablo? 

1.3 OBJETIVOS DE LA GUÍA      

3.1.2 ¿Quiénes hacían los retablos?       

1.3.1 Objetivos generales  

3.1.3 Dorado y policromía 

1.3.2 Objetivos didácticos 

3.1.4 ¿Quién es el autor del retablo de Fuenlabrada?

1.3.2 Relación entre los objetivos didácticos y las actividades propuestas                

3.1.5 ¿Cómo es este retablo?      

2 INFORMACIÓN PARA EL PROFESOR

3.1.6 El lienzo del retablo

2.1 ORIENTACIONES METODOLÓGICAS

3.1.7 El sentido, la finalidad, el significado del retablo    

2.2 INFORMACIÓN ESPECÍFICA (un ejemplo)         

3.2 ACTIVIDADES DURANTE LA VISITA           

2.2.1 El Retablo indocumentado de San Esteban en Fuenlabrada

3.2.1 La iglesia de San Esteban

2.2.2 Joseph de Churriguera        

3.2.2 El retablo: Aspectos formales         

2.2.3 Los retablos a principios del siglo XVIII     

3.2.3 El retablo: Aspectos iconográficos

2.2.4 Los retablos de José de Churriguera        

3.2.4 Otros retablos del templo     

2.2.5 La iglesia de San Esteban  

3.3 ACTIVIDADES POSTERIORES       

2.2.6 El retablo fuenlabreño de San Esteban Protomartir           

3.3.1 Otros retablos de José Benito de Churriguera  

2.2.7 Otros retablos de la iglesia  

3.3.2 El retablo de San Esteban, reflejo de una época    

2.2.8 Las Circunstancias históricas         

3.3.3 Fuenlabrada alrededor de 1707     

 

4 GLOSARIO           

 

5 BIBLIOGRAFÍA    

 

1.1 PRESENTACIÓN/JUSTIFICACIÓN ( fragmento)

Para el estudio de la Historia y, desde luego, de la Historia del Arte, la utilización del patrimonio artístico local es muy útil, ya que, además de permitir la relación directa del alumno con las obras artísticas de otras épocas, desarrolla en él las actitudes de valoración y conservación del mismo y le facilita la integración en su entorno social. 

Por otro lado, todos los docentes somos conscientes que muchos alumnos desconocen lo que les rodea e incluso, en ocasiones, lo menosprecian. Éstos no advierten que vivimos rodeados de topónimos, obras, vestigios... que nos informan del modo de vida de los que nos precedieron.

           Queremos también advertir de los peligros que conlleva la utilización inadecuada del entorno. Podemos utilizar lo próximo, ya hemos visto algunas de sus ventajas, pero hay que contextualizarlo y transcenderlo[1], si no queremos quedarnos en la simple descripción de una obra o de unos hechos: “que los árboles no nos impidan ver el bosque”. Por otra parte, la utilización abusiva del entorno hasta convertirlo en objeto de culto puede conducirnos hacia un localismo o un regionalismo excesivo y arriesgado. Tampoco debemos olvidar que en la actualidad, gracias a los medios de comunicación social y a las nuevas tecnologías, lo próximo, nuestro entorno, no tiene unos límites precisos y bien definidos.

[1] Ciencias Sociales, Geografía e Historia. Educación Secundaria Obligatoria. Madrid, M.E.C., 1992, pág. 158.

Volver al índice de la obra

 

2.1 ORIENTACIONES METODOLÓGICAS ( fragmento)

Esta guía didáctica pretende ofrecer, a los profesores y alumnos  que visiten el retablo mayor de la parroquia de San Esteban de Fuenlabrada, un material eficaz para el conocimiento y análisis de esta obra.

Su contenido está pensado para los alumnos de Enseñanza Secundaria Obligatoria, siendo cada profesor en particular el que deberá adaptarlo y aplicarlo en uno u otro momento, dependiendo del nivel educativo, la forma ción de sus alumnos y su propia programación. De este modo, cada docente deberá seleccionar las propuestas que él crea más adecuadas, complementar algunos aspectos que considere insuficientemente tratados y diseñar nuevas actividades que enriquezcan esta guía. En cualquier caso, siempre será imprescindible la presentación del profesor de todas y cada una de las tareas a realizar, así como la explicación previa de ciertos contenidos de Historia e Historia del Arte sin los que los alumnos podrían perderse.

Las actividades se presentan divididas en tres momentos: previas, durante y posteriores a la visita. Las primeras pretenden introducir al alumno en el mundo del retablo en general acercándolo poco a la obra objeto de nuestro estudio para que la visita sea efectiva. Durante la misma nos detendremos en la observación detallada del retablo de San Esteban tanto en sus aspectos formales como en iconográficos. Después de la visita pretendemos que el alumno entienda que las obras de arte son reflejo de una época, que conozca y reflexione sobre cómo era Fuenlabrada en el tiempo en que se hizo el retablo y asimismo, lo compare con otros trabajos del autor que lo diseñó y construyó.

Volver al índice de la obra

2.2.8 Las Circunstancias históricas

El retablo de San Esteban, como señalábamos anteriormente, debió construirse en fecha no muy distantante a la de 1700-1707 en que se realizó el conjunto de Leganés. Muy deteriorado debía de estar, quizá por su antigüedad, el retablo anterior para que los fuenlabreños decidieran sustituirlo en un tiempo tan poco estable en el ámbito político y económico. Fuenlabrada a lo largo de su historia pasó, como otras tantas poblaciones, momentos de penuria y endeudamiento; uno de éstos fue el que “sufrió la villa en la primera década del siglo XVIII, pues, debido a las exigencias de la guerra de Sucesión, los expolios y saqueos de las tropas enemigas y las plagas de langosta que actuaron persistentemente sobre las cosechas, el común no pudo pagar las alcabalas reales durante tres años y el Real Consejo de Castilla mete en prisión a los seis alcaldes de los tres años anteriores [1707, 1708 y 1709]”[2].

A aumentar estas estrecheces debió contribuir el tener que costear la factura de un nuevo retablo. No sabemos quién lo encargó pero debemos suponer que fue el Concejo (municipio), así se hizo en la vecina villa de Leganés. Estas obras no eran en absoluto baratas, por poner un ejemplo, el precio del retablo mayor de la parroquial de este último lugar, sin incluir el coste del lienzo de la Transfiguración que pagó el Marqués de Leganés, ascendió a 137.592 reales de vellón[3]. Ésta es una suma considerable si tenemos en cuenta que el precio de una “vivienda de características normales en Fuenlabrada del siglo XVIII se hallaba entre 7.000 y 7.500 reales”[4].

            A pesar de la guerra y las plagas, los de Fuenlabrada no dudaron en  encargar para su iglesia un nuevo retablo al artista que en ese momento gozaba de más popularidad y fama y que, por lo tanto, también era el de honorarios más elevados. Pero es que, según Martín González, “el retablo mayor era programado como un desafío; existía un deseo de sobresalir, de manera que la realización invocaba modelos acreditados. Aprobada una traza era preciso ponerla en práctica a través de los fondos que se iban recogiendo”[5].

[2] Gómez Ruiz, Adriano: 0p. Cit., pág. 258.

[3] Corella Suárez, Mª. Pilar: 0p. Cit., pág. 85.

[4] Gómez Ruiz, Adriano: Ibídem, pág. 254.

[5] Martín González, Juan José: El retablo barroco en España. Madrid, Alpuerto, 1993, pág. 5.

Volver al principio

Si eres docente y te interesa esta obra, puedes dirigirte al CAP. DE FUENLABRADA  y solicitarla allí:

(http://centros5.cnice.mecd.es/cap.de.fuenlabrada)

 Si aún les quedan ejemplares, no tendrán inconveniente en facilitártela de forma GRATUITA