Estrategias de enseñanza y aprendizaje respecto al qué enseñar.

1.Definir los objetivos, prestando atención al desarrollo de las diversas capacidades: cognitivas, motrices, efectivas, de relación interpersonal y de relación social.

2. Introducir y/o priorizar objetivos y contenidos en función de la diversidad de capacidades, intereses y motivaciones de los alumnos y, si fuera el caso, de los alumnos con necesidades educativas específicas.

3. Tratar de forma equilibrada los diferentes tipos de contenidos presentes en las asignaturas. No fijar únicamente contenidos de tipo conceptual, pues algunos alumnos pueden llegar a desarrollar las capacidades a través de contenidos procedimentales.

4. Distinguir entre los contenidos que se consideran fundamentales de los que tienen un carácter complementario. De forma que los contenidos básicos son los mínimos para todo el grupo, y en ellos se centrará el trabajo con aquellos alumnos que presenten determinadas dificultades de aprendizaje, mientras los de carácter complementario irán destinados a aquellos alumnos sin dificultades para el aprendizaje, que estuvieran interesados en tratar determinadas temáticas o para aquellos otros que están especialmente dotados.

5. Secuenciar y organizar los contenidos teniendo en cuenta el siguiente proceso: presentar los contenidos de forma global y sencilla e interrelacionados entre sé, para ir profundizando y analizándolos según los diferentes ritmos de aprendizaje de los alumnos.

6. Posibilitar la selección por parte de los alumnos de algunos temas dentro de una asignatura, ya que favorece la motivación para aprender.



Ir a página de orientaciones educativas para atender a la diversidad del alumnado.