Estrategias de enseñanza y aprendizaje respecto al cómo enseñar


1. Activar el conocimiento previo del alumnado.
- Comentar previamente aspectos relevantes del tema o de la tarea a realizar. - Relacionar el nuevo tema o tarea con otros que se han trabajado.
- Realizar preguntas para centrar la atención del alumnado hacia contenidos trabajados anteriormente.
- Proponer temas de discusión que susciten la búsqueda de soluciones a los problemas que se van a plantear después.
- Repasar los contenidos anteriores cuando se presentan los nuevos, y de esa manera se posibilita la adquisición por parte de los alumnos con desventajas de aprendizajes no adquiridos y al mismo tiempo se atiende al resto

2. Realizar la conexión de los contenidos nuevos con los conocimientos previos de los alumnos y con que tengan aplicación en la vida cotidiana y a problemas cercanos a los alumnos.

3. Dar una mayor estructuración a los contenidos conceptuales:
-Introducir al principio un material más abstracto, general e inclusivo que el material que posteriormente se va a aprender.
- Presentar a los alumnos un resumen de los esencial que van a aprender en forma muy visual, con el fin de proporcionarles una imagen global y fácil de recordar organizadores gráficos de los conceptos implicados,
- Elaborar una plantilla en la que aparecen los principales conceptos e ideas a trabajar en forma de títulos y subítulos, así como recuadros en blanco en los que el alumnado deberá ir anotando las conclusiones de su lectura o las ideas y conceptos clave de la exposición del profesor, en el caso de la toma de apuntes, pero siempre después de haber analizado la plantilla para hacerse una idea global del contenido.
- Enseñar al alumnado a analizar los títulos, subítulos y demás recursos tipográficos que indican la organización interna de un texto. Cuando se trata de aprendizaje de procedimientos es útil enseñarles el uso de diagramas de flujo en donde se especifica los pasos a seguir.
- Reelaborar la información antes de presentarla al alumnado.

4. Aumentar la familiaridad del contenido. Así la comprensión de un texto, especialmente en alumnos inmigrantes, depende en gran parte del dominio del vocabulario implicado en él. La mejor manera de comprender una palabra no es leer necesariamente un sinónimo de ella, o una explicitación escrita de su significado (por ejemplos si la miramos en el diccionario), sino asociar la palabra (significante) con un dibujo o gráfico (significado) o que alguien explique oralmente, poniendo ejemplos que ayuden a establecer la relación entre significante y significado.
- Trabajar, previamente, los contenidos poco familiares a nivel oral y gráfico.
- Sustituir los contenidos poco conocidos por otros más familiares.

5. Cambiar o alternar la manera de presentar el material:
- Oralmente.
- De forma escrita.
- Gráficamente
- Manipulativamente.
- Primero enseñar el concepto y después relacionarlo con la realidad que representa.
- Primero partir de la realidad y después llegar al concepto.

6. Descomponer la tarea en pasos:
- Presentación gradual de la tarea. Por ejemplo: en la lectura de textos, se presenta párrafo a párrafo, no introduciendo el segundo hasta que el alumno no lo haya comprendido (resumido por escrito u oralmente lo esencial); en las exposiciones de clase, se presenta una idea y hasta que no se haya comprobado que se haya entendido no pasamos a la siguiente.
Esta estrategia es muy útil en alumnos impulsivos y con poca capacidad de mantenimiento de la atención o muy poco autónomos en la resolución de tareas.
- Descomponer la tarea en pasos. Por ejemplo en un problema de Matemáticas, se presenta la tarea al alumno, no sólo con el enunciado del mismo, sino con las diversas preguntas que contiene el problema de manera
El inconveniente es que reduce la actividad mental del alumnado.


7. Enseñar planes o estrategias.
Consta de las siguientes fases:
1)Monitorización de cómo se aplica la estrategia / plan a una tarea concreta, verbalizando cada una de las fases de que consta, con la finalidad de que el alumnado comprenda el proceso y la utilidad de la misma.
2)Práctica guiada por el profesor de diversas aplicaciones de la estrategia a diversos casos concretos, con la finalidad de que el alumno aprenda los diferentes pasos que tiene que seguir para resolver la tareas.
3)Práctica independiente de los alumnos y alumnas sobre diferentes tareas con el fin de automatizar suficientemente el proceso que tienen que seguir para aplicar la estrategia.


8. Eliminar elementos y/o relaciones en la tarea:
- Eliminar elementos manteniendo la estructura de la tarea.
Si el problema es que un alumno es demasiado lento leyendo y, en la secuencia de trabajo, debe leer un texto que a sus compañeros les llevará unos ocho minutos y a él doce, podemos rescribir el texto en cuestión de forma resumida, con la mitad de palabras, pero manteniendo su estructura global y todas y cada una de las ideas fundamentales. Si la complejidad, no obstante, no procede de la cantidad de palabras a leer, sino de un estilo de redacción que usa estructuras sintácticas compuestas a menudo, la reescritura se centraíía en este aspecto: el texto sería igual en todo al original, salvo porque estaría formado por oraciones simples y subordinadas "fáciles" de procesar (de relativo, temporales...).
- Eliminar relaciones manteniendo la estructura. En otros casos, según el tipo de tarea y las dificultades del alumno, lo que resulta más adecuado es la eliminación de las relaciones existentes entre las diversas partes de la tarea. Por ejemplo, cuando se trata de realizar un resumen de un texto, a algunos alumnos les podremos poner que realicen un resumen de cada parte/párrafo del texto.
- Eliminar elementos sin mantener la estructura. En los casos de dificultades más extremas, podremos proponer a los alumnos y alumnas que las posean realizar sólo parte de la tarea. Evidentemente, esta estrategia es la menos recomendable de todas las enumeradas, ya que implica un cambio sustancial en la tarea propuesta.


9. Establecer un equilibrio entre las explicaciones del profesor y el trabajo de los alumnos, priorizando métodos que favorezcan la expresión directa, la reflexión,  la comunicación, la experiencia, es decir enseñar a aprender por descubrimiento. Por ejemplo: Implicar a los alumnos en preparar trabajos para exponerlos posteriormente de algunos temas relacionados con los contenidos de las áreas y materias.

10. Favorecer el tratamiento globalizado o interdisciplinar de los contenidos de aprendizaje.

11.Posibilitar que en un momento determinado coexistan en el aula distintas formas de agrupamiento, que aborden también tareas diferentes, de modo que cada alumno, en función de sus necesidades, su ritmo de aprendizaje o sus preferencias, se integre en uno u otro. Así, cuando se vayan a abordar contenidos fundamentales, es posible que se den en el grupo aula tres situaciones: la de aquellos alumnos que realizan, de forma individual o en pequeño grupo, actividades poco complejas; la de aquellos otros que trabajan esos mismos contenidos con idénticas modalidades de trabajo, pero a partir de actividades más complejas, y, finalmente, la de los alumnos que han avanzado demasiado y se dedican a actividades de ampliación o profundización en relación con los contenidos complementarios.

12. Hacer uso de distintas fuentes de información y no limitarse a un libro de texto, ya que debemos desarrollar la capacidad de aprender a aprender, por lo que hay que enseñar estrategias tanto de búsqueda como de procesamiento de la información Programar varias actividades para tratar cada uno de los contenidos fundamentales, graduando su dificultad en función de las posibles dificultades de aprendizaje que puedan presentarse y planteándolas de forma que permitan trabajar un mismo contenido con niveles de exigencia diferentes.

Así, debe haber actividades que exijan un trabajo basicamente autónomo, junto a otras más pautadas o dirigidas; algunas que requieran una labor de análisis frente a otras centradas preferentemente en tareas de síntesis.

14. Planificar actividades de libre ejecución por parte de  los alumnos según intereses.

15. Preparar actividades complementarias, de ampliación o profundización, dirigidas a aquellos alumnos menos necesitados de ayuda, o que resuelven las tareas comunes con mayor rapidez, y deseen proseguir su aprendizaje de forma autónoma.

Ir a página de orientaciones educativas para atender a la diversidad del alumnado.