RESEÑAS PUBLICADAS SOBRE VILLADIEGO (BURGOS) EN EL DIARIO DE BURGOS DURANTE LA II REPÚBLICA.


 

Desde el año 1931, y también desde antes, se publican noticias y reseñas o crónicas, éstas ultimas dentro de la sección ECOS DE LA PROVINCIA y bajo el título EL DIARIO en Villadiego, en el Diario de Burgos.

Desde el 14 de septiembre de 1931 hasta el 21 de julio de 1933 las reseñas fueron firmadas por Nano, seudónimo que corresponde a Emiliano Córdoba Orejón, y desde 22 de julio del 1933 hasta 28 de diciembre de 1934 fueron firmadas por Ito, hermano de Emiliano, que era Santiago Córdoba Orejón. Fueron corresponsales para el Diario de Burgos durante ese tiempo y sus crónicas tienen un alto valor testimonial y social, según ellos, de lo que ocurría en el periodo de la II República en Villadiego.

Anterior y posteriormente están firmadas por "EL CORRESPONSAL", pero sin nombre o con Diego Villa. Este también escribía las crónicas de algunos pueblos de alrededor en el período que firmaban las crónicas Nano e Ito lo ocurrido en Villadiego.

Emiliano Córdoba Orejón (Villadiego, Burgos, España 1908 - Amelie-Les Bains Palalda, Perpignan, Francia, 1964?) escribió un libro titulado, Pensando en Burgos: Estampas a través de la guerra. Editado por Comissaria de Propaganda de la Generalitat de Catalunya. Barcelona 1938. Contiene varios relatos sobre Burgos y algunos de sus pueblos: Castrojeriz, Melgar, Aranda, Miranda, Arija, La Horra, Quisicedo, Pedrosa.... Seis de ellos se refieren a Villadiego. Se puede consultar en la Biblioteca Nacional de Madrid y en las bibliotecas de La Universitat de Barcelona y del Ateneu Barcelonés.

Emiliano también participó en la representación de "LE ROMANCERO GITAN", del poeta Federico García Lorca, realizada en Perpignan (Francia) en 1960. Compartió tiempo con Antonio Machado y Picasso. Éste último le llamaba Cordobita. Casi seguro por la utilización de Emiliano de diminutivos. Tenía mucho miedo a viajar y el destino le hizo morir en un accidente de tráfico.

Santiago Córdoba Orejón (Viladiego, Burgos, España, 1913 - Madrid, España, 1968) fue periodista y muy conocido por sus caricaturas. El 3 de febrero de 1968 se publicaba la siguiente necrología en el periódico "ABC": "Hace dieciséis años, Santiago Córdoba manifestaba en una entrevista -una de las escasas veces en que no ocupó el lugar de las preguntas- su deseo de que sobre su tumba figurase esta inscripción: "Veritatem dilexi" ("He amado la verdad"). Ahora la verdad se le ha quedado en los labios, en la pluma siempre ágil; en los seis lustros de verdades menudas, extraídas, con la habilidad de un cirujano, de miles de hombres y mujeres. Informador nato, entrevistador cabal. Santiago Córdoba ocupa ya una importante parcela de la historia última del periodismo español. Su agudeza, sencillez y sentido de las síntesis brillaron inicialmente en el diario "Pueblo", donde hizo famosa su sección " Diga usted la verdad", por donde desfilaron figuras del arte, de la ciencia o la política, recreando un aspecto nuevo de la entrevista clásica, resumiéndolo todo en un puro y brillante diálogo coronado por la gracia de sus caricaturas. Otras publicaciones, como "Marca" y "El Ruedo" acogieron en sus páginas los trabajos de Santiago Córdoba, que, finalmente, pasó a nuestra casa. En ABC continuó su brillante labor, que la muerte ha venido a interrumpir. Su última serie ha sido publicada en nuestras páginas deportivas, bajo el título "Espectadores de excepción".

En la revista "Triunfo" había creado una sección, titulada "Noche de estreno", en la que, con peculiar estilo, recogía una impresión de la obra estrenada, de su autor y de sus intérpretes.

Santiago Córdoba, que había nacido en la provincia de Burgos en 1913, deja escritos dos libros, uno titulado "Con carota y sin careta", que es una selección de sus mejores entrevistas con personalidades de las más dispares esferas, y el otro, "Benavente desde que le conocí" que comprende una serie de entrevistas con don Jacinto, a través de las cuales se llega por el camino de la síntesis, al conocimiento de cómo era el gran autor teatral en su trato amistoso y familiar".

Otro de sus hermanos, el más pequeño, se llamaba Rafael. También nacido en Villadiego en 1923. Murió en Madrid en 1988. Así lo define, su hija, Ángeles Córdoba Tordesillas en su blog: "Periodista, escritor, poeta, guionista de radio, caricaturista, acuarelista y diseñador. Premiado por dos de sus novelas. El Ridículo y La Otra Herida. Hombre polifacético y autodidacta, de gran talento. Trabajó como funcionario (Jefe de Prensa) en la Diputación Provincial de Madrid".

Como cuestión curiosa hay que hacer constar que los tres hermanos participaron simultáneamente y por separado en la realización de distintas obras de teatro que escenificaban grupos artísticos de Villadiego impulsados por la Sociedad de Oficios y Profesiones Varias (S.O.P.V.): La sobrina del cura representada el 27 de diciembre de 1932 y Los Caciques en los primeros días del mes de mayo de 1933.

El padre de Emiliano, de Santiago y de Rafael fue Pascual Córdoba Pampliega, nacido el 17 de mayo de 1877. Un prestigioso comerciante de telas, zapatos, ropas, etc, que también tuvo un café. Su comercio y café estaban situados en la actual Plaza Mayor de Villadiego. Asimismo abrió una tienda de ropas y telas en Burgos, en el año 1928 en la calle la Moneda, número 28. En el año 1938 cumplía condena a "cadena perpetua" en la enfermería del penal de Burgos. Murió en Madrid en noviembre de 1957 a los 80 años.


Pinche en las fechas indicadas para poder acceder a las reseñas correspondientes.

7 de enero de 1931 - 26 agosto 1931. (18 crónicas).

14 de septiembre 1931 - Diciembre 1931. (39 crónicas).

1932. (109 crónicas).

1933. (98 crónicas).

1934. (65 crónicas).

1935. (51 crónicas)

1936. (25 crónicas)

Las fechas en la parte inferior corresponden a los días en que fueron escritas, no así a cuando fueron publicadas.

Documentos y objetos.

Algunos relatos del libro Pensando en Burgos: Estampas a través de la guerra.

Sombras de ultratumba. Relato de Nano.


El motivo de esta web, es dejar testimonio de una época desconocida, desde 1931 hasta 1936 en Villadiego (Burgos), coincidiendo con la época de la II República, por muchos de nosotros, nacidos en la década de los 40 y posteriormente, y que ha estado semioculta, porque nadie se atrevió a contarla, casi siempre por miedo.

Una casualidad, me permitió llegar a una crónica firmada con Nano sobre la actuación en Villadiego del grupo de teatro La Barraca impulsada por Federico García Lorca, publicada en el Diario de Burgos el 25 de agosto de 1934. Estaba buscando en la web anuncios, sobre Engorde Castellano Liras, un producto que anunciaba Luis Liras Escudero, un farmacéutico de Villadiego (Burgos), en distintos medios de comunicación, Y por lo que fuera, la web me dirigió hacia de la Biblioteca Virtual de la Prensa Histórica dependiente de la Biblioteca Nacional. Entonces se me ocurrió que también podría encontrar la reseña de la actuación de Lorca en Villadiego. Sabía por un amigo que se había publicado, por esas fechas, en el Diario de Burgos. Anteriormente había intentado buscarla pero nunca la encontré.

Lo siguiente fue preguntar a mi madre, Mª Cruz de Grado Tijero, que en febrero de 2019, tiene 98 años, quién era el tal Nano. Y me contestó: Un Córdoba. Y seguí: ¿Qué fue de la familia Córdoba? Me dijo: Se fueron a Francia cuando estalló la guerra porque eran socialistas. Así, de momento, se acabó la historia.

Mi curiosidad me hizo seguir buscando en la web de la Prensa Histórica, sobre Nano. El resultado: cantidad de reseñas publicadas. Empecé a leer por encima una a una, hasta que llegué a una publicada el 21 de julio de 1933, en la que se despedía y firmaba también con su nombre: Emiliano Córdoba Orejón. Y además comunicaba que seguía escribiendo las reseñas su hermano Ito.

A continuación fue buscar, con el nombre de Emiliano Córdoba Orejón, en la web y llegué a un Blog de Ángeles Córdoba Tordesillas, que contaba una breve biografía. Quien había sido su abuelo, sus tios ... Mencionaba el nombre de su abuelo: Pascual Córdoba, de sus tios, Emiliano, Santiago, Nicolas, Manuel, que murió con 18 años, Trinidad, Eloina, Milagros y por supuesto el de su padre Rafael. Después puse el nombre de Ángeles en el buscador y me llevó a una página de feedbook. Le mandé un mensaje y me contestó. Mi madre no sabía totalmente lo que ocurrió, aunque parcialmente y en lo importante no se equivocó. El único que huyó a Francia fue Emiliano y no inmediatamente de iniciarse la guerra civil. Los demás permanecieron en España aunque fuera de Villadiego.

La tarde del 7 de marzo de 2019 Ángeles Córdoba Tordesillas conoció a mi madre personalmente en Madrid. Se cerró un círculo, donde la famila Córdoba es el hilo conductor, y que nunca pensé en llegar a ellos.

El 11 de marzo fui a la Biblioteca Nacional, de la que me tuve que hacer socio investigador para consultar el libro, editado en el año 1938, Pensando en Burgos de Emiliano. Al hojear el libro y leer relatos por encima sobre acontecimientos de personas de Villadiego que vivieron antes de la guerra civil y que me había hablado mi madre de ellos, me entró tal emoción que era incapaz de leerlos pausadamente.

En el imaginario social de mi familia, por parte de mi madre, la guerra civil siempre ha estado presente: Don Domingo, el médico; Jesús Vega, el alcalde; los Córdoba; Timoteo Manjón; El Chepilla; Tiziano, el sastre; su padre, Paco Madriles... Todas personas buenas. En casa se guardaba una bolsa de la época de Pascual Córdoba en la despensa. Y yo compré, a través de una web que vende todo tipo de antigüedades, hace unos cuatro años un documento de 1925 que era un pedido que había realizado Pascual Córdoba cuando regentaba tienda de ropa, telas y bar en Villadiego..

Emiliano Córdoba Orejón, Nano, escribió la crónica de la actuación del grupo de teatro La Barraca en Villadiego (Burgos) el 25 de agosto de 1934 y en 1960, en Perpignan (Francia) participaba en la representación de poemas del Romancero Gitano de Lorca.

Desde aquí un pequeñito pero profundo homenaje a la familia Córdoba.

Lo siguiente fue descargar todas las reseñas publicadas en el Diario de Burgos desde enero de 1931 hasta julio de 1936, ordenarlas, recortarlas y publicarlas con sus apartados correspondientes en esta web.


Autor de la web: Luis de Lózar de Grado.
Si quiere colaborar en aumentar el contenido de esta página o simplemente ponerse en contacto con el autor, lo puede hacer a través del siguiente correo: lozarluisarrobagmailpuntocom