La inmigración (8)
 

Atrás Arriba

¿ Qué consecuencias tiene para España?

 

Rejuvenecimiento de la población

En 2004 residen en España 2,6 millones de personas  extranjeras y se prevé un crecimiento importante en los próximos años: 11 millones en 2015. Como la mayor parte de la población que inmigra suele tener entre 25 y 35 años, el crecimiento es mayor en este grupo de edades y en consecuencia se rejuvenece la población española. Pero además, como suelen tener más hijos que las familias españolas, el proceso de rejuvenecimiento es doble, ya que los nacidos en España aumentan el volumen de población en la base de la Gráfico que representa la población que hay en un país en un momento determinado, clasificada por edad y por sexo. Para ello se utiliza un eje central: a la derecha se representa a las mujeres y a la izquierda a los hombres. La población, ya dividida por sexos, se distribuye por grupos de edad de cinco en cinco años. Cada grupo de edad está representado por una barra, el primer grupo de 0 a 5 años se dibuja en la base y se van superponiendo el resto de los grupos hasta llegar a la población de más edad, que estaría situada en la parte superior de la pirámide (cúspide).

Foto de mujer con su bebé

"Los nacimientos continúan su aumento sostenido en España gracias a las inmigrantes. El año pasado nacieron 416.518 bebés (un 3,1% más que en 2001), según el Instituto Nacional de Estadística. Esta cifra se había alcanzado por última vez en 1988. Las madres extranjeras dan a luz al 10% de niños (cuando la población inmigrante apenas representa el 4% del total) y su fertilidad casi se ha duplicado en dos años. En cambio, la fecundidad de las españolas apenas sube. El promedio de hijos por mujer se sitúa en 1,26, el valor más elevado desde 1993, pero de los más bajos de la UE. La natalidad aumentó en 2002 por cuarto año consecutivo, según los datos del INE. Las mujeres americanas dieron a luz a casi la mitad de los bebés de madre extranjera (45,7%), seguidas de las africanas (26,1%) y las europeas (22,3%). Por nacionalidades, predominan las marroquíes (8.375 bebés, el 20% del total), las ecuatorianas (8.273, el 19%) y las colombianas (4.832 bebés, el 11,1%). A continuación se sitúan las madres rumanas (2.002), chinas (1.553) y argentinas (1.360)"

 El País, 18-06-2003

 

Trabajo inmigrante y crecimiento económico.

bullet

La inmigración es beneficiosa para el crecimiento económico del país, ya que los inmigrantes proporcionan una mano de obra para un tipo de trabajo que difícilmente es realizado por los trabajadores nacionales. En este sentido, el trabajo de los inmigrantes se convierte en una condición del crecimiento económico, que además será cada vez más necesaria por el envejecimiento progresivo de la población española:
bullet

El Producto Interior bruto ha crecido un 4%.

bullet

Los ingresos a la caja de la Seguridad Social duplican los gastos que los inmigrantes originan.

bullet

Sin embargo no es esa la idea que prevalece entre los españoles, en las últimas encuestas del CIS sólo un 44% de los encuestados considera que la inmigración es favorable para la economía. En realidad se culpa a los extranjeros de los problemas económicos de España, aunque sean anteriores a su llegada, y sean los inmigrantes los más afectados.

             Tópicos acerca de la inmigración

“En España acontece hoy lo mismo que ya aconteció en todos los países occidentales: si mantenemos nuestro alto crecimiento económico continuará incrementándose el porcentaje de inmigración. Y esta tendencia responde a una inexorable ley, reiteradamente contrastada por la experiencia histórica: el crecimiento económico y el desarrollo de un país conllevan un aumento de población procedente de terceros países. Que nadie se engañe; plantear un crecimiento sostenido en España sin recurrir a inmigrantes es sencillamente imposible” (Pimentel, M. – El País, 9/3/2002).

 

Los problemas del desempleo

Gráfico EPA-G.1A.

En el momento actual los índices de paro indican que la afluencia de extranjeros no ha influido negativamente en el empleo. Las cifras del gráfico demuestran que cada vez son más los ocupados entre la población que busca trabajo, pese a que también ha aumentado el grupo de Sector de la población que tiene o busca empleo y está comprendida entre las edades que establezca la legislación de cada país. En la década de los sesenta en España el límite inferior eran catorce años, en la actualidad son dieciséis.
bulletEn 1996, cuando apenas había en España medio millón de extranjeros, y más de la mitad procedían de la Unión Europea, había 12.200.000 ocupados y otros 3.600.000 de parados.
bulletEn 2002, con 2.664.000 extranjeros, y casi el 80% extracomunitarios, hay 16 millones de ocupados y 2.400.000 en paro.
bulletEsta paradoja es posible porque un buen número de extranjeros no pueden competir por los mismos trabajos que los españoles. El gobierno español establece, a través de losVolumen de puestos de trabajo proporcionados anualmente por los empresarios españoles para ocupar a población extranjera. en qué sectores económicos y en qué lugares de España pueden trabajar legalmente, que son aquellos empleos que no cubren los trabajadores españoles bien porque son duros y están mal pagados (hostelería, servicio doméstico, peonaje en la construcción), o porque además son trabajos temporales (construcción, agricultura).
bulletSin embargo en los próximos años es posible que esta situación cambie, ya que una vez conseguido el permiso de residencia, los extranjeros pueden empezar a competir en el mercado laboral con los sectores peor preparados del mercado laboral español.

Crecimiento después de un mes

 

...la temperatura elevada, la humedad de los invernaderos. Los salarios inferiores a los autóctonos, los pagos en especie (cortijo en caso necesario) o las condiciones de trabajo diferentes (mayor número de horas por el mismo salario), muestran las condiciones de un colectivo específico que está dispuesto y se adapta a lo que considera más importante. A saber, que su estatus jurídico y su permanencia no se vea alterado: unos porque aunque tengan papeles están pendientes del pequeño empresario para un próximo contrato y otros, sin documentos, porque tienen mayor necesidad de ocultarse. El desarrollo de una economía sumergida en la zona se asienta sobre las condiciones de trabajo de estos asalariados extranjeros”

Colectivo IOE (1998)

Reducción de salarios y economía sumergida.

No se reducen los salarios, salvo cuando se emplean en la economía sumergida, y este tipo de economía tiene dos protagonistas: el empleador y el empleado. El primero es por lo general de nacionalidad española y aprovecha que el extranjero no tiene arreglada su situación administrativa para beneficiarse de un costo laboral menor. La Ley de Extranjería impone sanciones importantes a los empleadores que utilicen a trabajadores "ilegales", pero no parece que se tome muy en serio este dispositivo de la ley, a juzgar por  la abundancia de trabajadores extranjeros en estas circunstancias:
bulletMujeres en el cuidado de enfermos y ancianos. Estos trabajos, realizados tradicionalmente por el ama de casa en los países menos desarrollados, supone una fuente importante de empleo cuando la mujer se incorpora al trabajo en las sociedades más evolucionadas, que además tienen la población envejecida. En la sociedad del bienestar, son las instituciones estatales o municipales las que se encargan de crear centros o empleos específicos para cubrir las necesidades propias de la población anciana: ayuda a domicilio o servicios a la Tercera Edad. Pero, como no se han creado los suficientes, los particulares han optado por contratar mano de obra extranjera, que admite trabajar muchas más horas (en ocasiones como trabajadoras internas) y con un salario que no aceptaría ninguna mujer española.
bulletHombres en la construcción, la agricultura intensiva y la recolección de cosechas. En el caso de la construcción el volumen es muy importante porque las grandes empresas que consiguen obtener contratos de obras públicas (carreteras, saneamiento, edificios oficiales...)subcontratan los trabajos menos especializados a empresas más pequeñas que en ocasiones utilizan a trabajadores "sin papeles", por menos dinero. Los empresarios agrícolas familiares precisan trabajadores temporales en fechas muy concretas, como es la recogida de las cosechas, y se sirven en muchos casos de extranjeros indocumentados. En la agricultura intensiva, sobre todo la realizada en invernaderos, el trabajo es duro y bastante continuo a lo largo del año. El volumen de contratos irregulares también es muy importante.

 

Un reto para la conviviencia y cohesión social

Xenofobia o rechazo de los extranjeros pobres

bullet

A corto plazo los inmigrantes aportan más a la caja de la Seguridad Social que lo que reciben en prestaciones: se calcula que ingresan el doble de lo que obtienen. La principal razón es el menor porcentaje de población dependiente  ( menores de 16 años y mayores de 65) en el colectivo extranjero (21%) que en el español (34%).

bullet

Pero este beneficio no se está derivando a reforzar los servicios sociales públicos, con el fin de mantener la calidad de los mismos al tiempo que aumenta el grupo de población con dificultades económicas. Los sectores sociales españoles más modestos son los más perjudicados porque tienen menos posibilidades de acudir al sector privado y comprueban: el deterioro del barrio, como baja el valor de su vivienda, o como se reduce el rendimiento escolar de sus hijos en unas  escuelas poco preparadas para atender a alumnos con niveles educativos, costumbres, lengua y cultura diferentes.

 Esta serie de hechos provoca inseguridad frente a las condiciones de vida y de trabajo de los sectores de rentas más bajas y rechazo hacia los inmigrantes como si ellos fueran el problema, pese a ser parte de los perjudicados. La única respuesta posible en una sociedad democrática es aumentar las inversiones en los servicios sociales para reforzar el estado del bienestar y universalizar las prestaciones de calidad para  todos: españoles y extranjeros.

El respeto a la multiculturalidad.

La diversidad cultural es un hecho positivo, que mejora y enriquece a los países, pues cuando se logra una buena convivencia entre culturas diferentes aumenta el desarrollo cultural de sus ciudadanos. Tanto los inmigrantes como los españoles deben reforzar su sentimiento de identidad y respetar el de los demás. En países democráticos, como España, ese respeto tiene que ser compatible con la obligación por parte de las minorías a cumplir las leyes y normas establecidas por el país receptor:

bulletEl derecho a la identidad cultural es un derecho de ciudadanía. Los inmigrantes pueden conservar y desarrollar todas sus costumbres. Además tienen derecho a recibir las mismas prestaciones que los nacidos en España.
bullet

Pero a cambio estas comunidades no tienen derecho a prescindir de la ley en nombre de su “diferencia cultural”.

Algunos consideran que la única integración social posible pasa por la asimilación absoluta de la minoría recién llegada con las costumbres y los usos de la población mayoritaria. Prefiero un concepto de inmigración que pase por el respeto de las costumbres ajenas, siempre que no vulneren ninguna de nuestras leyes. (...). Si un inmigrante trabaja, cumple nuestras leyes y paga sus impuestos, a partir de este momento puede vestir, bailar o comer como le plazca.”

  (Pimentel, M– El País, 9/3/2002)

Atrás ] Arriba ]