La década de los sesenta (3)
 

Atrás Arriba Siguiente

¿Porqué hubo regiones españolas dónde la emigración al extranjero fue mayor?

Principales focos de emigración al extranjero

Provincias con mayor número de emigrantes.

bulletLos datos sobre el origen provincial de los emigrantes proceden de las estadísticas del Instituto Español de Emigración. En el primer mapa se señalan las diez provincias con mayor volumen de emigrantes asistidos y en el segundo las diez en las que supuso una mayor pérdida real de población, al comparar los emigrados con los habitantes de la provincia. Estos mapas permiten localizar los principales focos de emigración y la incidencia de la emigración en la pérdida de población provincial, aunque las cifras quedan muy por debajo de la realidad, al no tenerse en cuenta ni las Política inmigratoria que permite a los que trabajan en un país extranjero solicitar el establecimiento de sus familias con ellos. Para tener derecho a la reagrupación los inmigrantes deben cumplir una serie de condiciones que varían según el país receptor: trabajo, residencia en el país durante uno o dos años, etc... familiares, ni la Tipo de emigración que no atiende a las normas establecidas por el país emisor o el receptor. Los emigrantes viajan al extranjero como turistas y buscan trabajo para establecerse en el mismo..
bulletAndalucía era la región española que presentaba un mayor volumen de emigrantes en números absolutos (el 30,4%), destacando Granada. En 1970 habían emigrado uno de cada cuatro andaluces (1.611.791). Pero como también era una de las regiones más pobladas de España (vivían el 19% de los españoles), sólo Almería y Cádiz estarían dentro de las diez provincias que más sufrieron por la emigración a Europa. De Almería salieron 6,4 personas por cada mil, y de Cádiz 5,4.
bulletEn números absolutos le sigue en importancia Galicia: el 25,5% de los emigrantes procedían de esta comunidad. Además el vacío de población que ocasiona es superior al de Andalucía, ya que sólo 8 de cada 100 españoles vivían en Galicia. Destaca Orense, de dónde partieron a través de la emigración asistida 28 personas de cada 1000. 
bulletEl sexto y séptimo lugar lo ocupan las provincias de Valencia y Madrid, después de Orense, A Coruña, Granada, Sevilla y Pontevedra. En números absolutos por encima de la mayoría de las provincias andaluzas, pero, al relacionar esta cifra con las de la población provincial, ceden su puesto a otras de Castilla- León y Extremadura.
bulletLas provincias occidentales de Castilla-León enviaron menor número de emigrantes que otras regiones, pero, al estar menos pobladas, la despoblación fue más evidente: de Zamora y Salamanca partieron casi siete de cada mil habitantes.
bulletUn caso similar ocurrió con Badajoz, provincia extemeña de dónde seis de cada mil habitantes emigraron.

Emigrantes por cada mil habitantes

 

Características de las regiones más emigratorias

BBV, 1992

bulletHay tres características que definen a las regiones con mayor índice de emigración: 
bulletpertenecen a la España menos desarrollada.
bullettienen unos índices muy altos de natalidad, por lo que abundan los jóvenes.
bulletposeen los mayores índices de paro.
bulletEl desequilibrio económico es uno de los factores más importantes de los movimientos migratorios. Entre 1950 y 1960 la Es la que resulta de dividir el dinero que tiene un país (PIB) entre su número de habitantes.había crecido un 30% en España, pero no de manera uniforme, se había concentrado en las regiones industrializadas. Las migraciones interiores supusieron la movilización de un 15% de la población española: entre 1960 y 1970 llegaron más de 600.000 inmigrantes tanto a Madrid como a Barcelona y casi 150.000 a Vizcaya. Cuando se hizo evidente que tampoco en las grandes ciudades se encontraba empleo, emigraron al exterior.
bulletEn el mapa se observa como la renta familiar en 1967 podía variar hasta un 60%, dependiendo de si se vivía en las zonas más industrializadas (Madrid, Cataluña o Vizcaya) o en las regiones del interior, especialmente Castilla-la Mancha, Extremadura y Andalucía.
bulletTambién estaban por debajo de la renta media nacional, Galicia, la mayoría de las provincias de Castilla-León y Murcia.
bulletSi a ese primer factor se añadía un alto índice de natalidad, la emigración era aún más necesaria. En 1960 la tasa de natalidad en España era del 21,7 por mil, pero en Andalucía era del 25 por mil: el 22% de los niños españoles nacieron en esa Comunidad.
bulletEl desempleo y el trabajo temporal, o paro encubierto, era otra circunstancia que potenciaba la emigración:
bulletLas zonas con régimen de propiedad Se considera que una propiedad es latifundista cuando supera las 100 hectáreas de superficie, la mitad sur de España, fueron las más afectadas, seguidas de Castilla-León.
bulletLa mecanización de la agricultura empeoró la situación laboral: había menos empleos y menos días de trabajo, como media estaban entre tres y cuatro meses al año en paro encubierto y sin ningún tipo Prestación económica del gobierno para ayudar a la población que ha perdido el trabajo. Las leyes determinan la cantidad del subsidio y el periodo de tiempo durante el que se tiene derecho a percibirlo. En Andalucía el 90% de los trabajos eran eventuales.
bulletTambién incidió la tradición emigratoria de la región. Los levantinos no cumplían ninguna de las características anteriores (su renta era algo superior a la media; la natalidad no alcanzaba el 20 por mil, ni era una región latifundista); sin embargo aumentó su tradicional emigración a Francia.
bulletExtremadura y Castilla-La Mancha, cumplían todas las condiciones anteriores, pero su participación en la emigración europea fue menor, igual que en las anteriores etapas de fuerte emigración al exterior. 

Atrás ] Arriba ] Siguiente ]