Pescenio Níger
Arriba

 


 Cayo Pescenio Níger Iustus/ Negro, perteneció a una familia oriunda de Aquino (Latio). Sus padres, Annio Fusco y Lampridia, eran de clase media.

 Desempeñó con brillantez varios cargos militares, siendo nombrado Cónsul por el emperador Cómodo, consiguiendo con ello el puesto de mando (gobernador) de Siria.

 A la muerte de Pértinax e ignominiosa ascensión al poder de Didio Juliano (el trono fue subastado por los pretorianos), la ciudadanía romana reclamó el poder para el prestigioso gobernador de Siria y las tropas de Níger, en abril de 193 d.C., le invistieron rápidamente con la púrpura imperial. Sin embargo, simultáneamente Septimio Severo también había sido investido por su tropas en la Panonia y marchaba con ellas hacia Roma.

 Entonces el Senado, a petición de Didio Juliano, intentó nombrar a Septimio Severo Augusto (co-emperador), estableciendo un gobierno de dos emperadores simultáneamente, pero Severo no aceptó el nombramiento. Finalmente, el Senado nombró a Severo como emperador y sentenció a muerte a Juliano, la sentencia se cumplió el 1 de junio del 193 d.C. y Didio Juliano fue ejecutado en la residencia imperial.

 Severo abandonó Roma, enviando legiones a África para que Níger no pudiera cortar el aprovisionamiento de trigo a la capital. Cayo Pescenio Níger le ofreció la posibilidad de gobernar conjuntamente, oferta que Septimio Severo rechazó.

 Níger fue perseguido como enemigo público y sus tropas derrotadas en diversas ocasiones, viéndose obligado a refugiarse en Antioquía, donde fue finalmente vencido. En abril del año 194 d.C., en las proximidades de Cyzicus (Antioquía) y tras ser descubierto por un destacamento de Septimio Severo, fue condenado y ejecutado.

 Poco después Severo, condenó a muerte a la esposa e hijos de Níger, acabando así con la guerra civil que se desencadenó tras la muerte de Cómodo, obteniendo todo el control del Imperio y fundando la dinastía de los Severos.

Mardieju. Alcalá de Henares.